miércoles, 5 de enero de 2011

Príncipe acuático.


En la profundidad de una laguna cristalina, en medio del bosque más frondoso que puedas imaginar, desde un lugar al que los humanos no pueden llegar y en donde reinan las cosas más bellas que te puedas imaginar… desde ahí, cierto príncipe acuático la escuchaba cantar. 

Ningún otro ser vivo escucha su voz, la voz de una muñeca de porcelana, que sentada sobre la luna con una diminuta guitarra, canta cada noche una hermosísima balada. 

Su voz hace llorar a las estrellas, y su hermosa figura solo se reflejaba en las noches de luna llena, viéndose con mayor claridad en la media noche, haciendo brillar la laguna en donde el príncipe acuático se esconde.

El príncipe un día descubrió que la muñeca con amargura lloró, acompañando el dolor de las estrellas y desatando  un huracán sobre el planeta. Entonces comprendió que todo ese dolor provenía de su corazón…

¡Un corazón roto, un corazón en estado letal! La muñeca de porcelana no tenía a quién amar… ¿Cómo un ser tan hermoso, tan divino y celestial, podía ignorar por completo el sentimiento principal? El príncipe acuático se preguntó sin poder contestar.

Las estrellas aún lloraban ante la métrica de cada balada que la muñeca de porcelana cantaba, mientras el príncipe notaba que cada lágrima derramada formaba un arcoíris desvariado, que al ser reflejado sobre la laguna, formaba destellos coloridos y abundantes, azotando así las noches del bosque y resonado con la vida de todos los colores.

El príncipe acuático salió de la profundidad, y con la seguridad de que cada destello caído lo podía controlar, comenzó rápidamente a trabajar. Tomó todas las lágrimas, arcoíris y lamentos que iluminaban su laguna,  y combinando todos los colores para hacerlo destellar, los hizo brillar de manera tal que el reflejo fuese lo suficientemente intenso para verse desde cualquier lugar.

 La muñeca terminó una última canción, y antes de soltar su pequeña guitarra, pudo ver en un planeta distante, un pequeño resplandor causado por la unión de muchas luces y destellos, formando una rosa chispeante con muchos colores brillantes, y una pequeña frase que decía “Yo soy quien quiere amarte”. 

La muñeca sonrió como nunca lo había hecho antes, y tomando su diminuta guitarra de porcelana, comenzó a cantar baladas de amor extravagantes. La lluvia disipó la luz, y la luna se cubrió entre nubes negras y gotas frías. La rosa y la frase desaparecieron por el clima, y la muñeca miraba a su eterno y distante enamorado, cada luna llena, transmitiendo con luces desde las frías aguas de una laguna pequeña, una rosa y una frase corta… “Yo soy quien quiere amarte”.

Lo que la muñeca nunca supo, y no sabrá en mucho tiempo, es que el planeta del príncipe acuático está tan distante, que las transmisiones tardan tres mil millones de años luz en llegarle. Su enamorado puede morir sin que ella lo sepa, y aún así, el lo intenta cada luna llena, y lo sigue intentado (a pesar de los millones de años que ya pasaron), formando sus mensajes destellantes con la esperanza de ver un día la pequeña sonrisa de una musa tan distante…

Ahora las baladas de la muñeca son más melancólicas que nunca, no porque su corazón duela más, si no porque la muñeca necesita que las estrellas no paren de llorar… ya que ve, y seguirá viendo por millones de trillones de años, que alguien en ese planeta distante, un ser que vive en la profundidad de una laguna, hace todo lo posible por combinar colores y destellos para formar una rosa de muchos colores, y una pequeña frase… “Yo soy quien quiere amarte”, todas las noches de luna llena, por toda la eternidad... 

…Sí, por toda la eternidad.

Para la preciosa muñequita que me espera en la luna, 
esperando que le guste mucho y comprenda
que no es tan difícil llegar a la luna
cuando los sueños nos dan alas para volar...

12 comentarios:

  1. Esto si es diferente a todo lo que has escrito, se percibe bastante sentimiento en el cuento ^^, no quisiera escribir lo que sé del amor aquí...
    pero me gustó bastante tu cuento ^^.

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  2. man, excelente!!! se nota el avance, como fluyen los sentimientos...

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los tres, es un honor que les haya gustado ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola Edward...muy lindo...romántico...dulce...y con esa esperanza no perdida. Me gustó mucho, buenísimo. Un abrazo-Graciela boticaria. :-)

    ResponderEliminar
  5. Hola EDWAR, soy DringTalk, nos conocimos en el RPG Maker World, te iba a revivir el foro, pero no lo consegui, me gustaria hablar contigo por el mail, agregame a mi cuenta de google. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. - Muchas gracias Graciela, es todo un gusto como siempre que te haya gustado, en especial cuando se trata de un cambio de género repentino ^^

    - Hola DringTalk, cuando tiempo!!! Te tengo agregado a mi msn, pero nunca te volví a ver conectado... ¿Cómo a qué horas estás disponible? Haré el intento por contactarte tan pronto pueda.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  7. Pues me conecto desde 15:00 a 16:30 hora GMT + 1 y desde 21:30 a 24:00 GMT + 1... Un saludo, tu amigo Dring... ;)

    ResponderEliminar
  8. por primera ves te veo ...y me gusta como escribes;puede ser que mi opinión sea irrelevante para ti , pero me gusto lo que vi ,

    ResponderEliminar
  9. Ninguna opinión es irrelevante para mí.

    Muchas gracias, en verdad es todo un gusto que te guste lo que escribo ^^

    ResponderEliminar
  10. a mi me gusto.
    me gusta tu nombre.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Vale, un gusto que te haya gustado ^_^

    ResponderEliminar